Valeria Rocha.

La preocupación que tenemos sobre nuestra imagen corporal ha aumentado bastante, pues se nos exigen “criterios” cada vez más ridículos para encajar en los estereotipos de belleza en esta sociedad patriarcal. Consideramos urgente y necesario hablar sobre el tema, pues es un tipo de violencia al cual también estamos sometidas desde una edad muy temprana.

¿Cuántas veces hemos pensado acerca del grosor de nuestros labios? ¿Del ancho de nuestras caderas? ¿De los rollitos que tenemos al usar un pantalón? ¿O de lo lisa que se ve nuestra piel?

Desafortunadamente, es común que en la actualidad muchas tengamos sentimientos de frustración, inseguridad e impotencia, ya que, dichos estereotipos de belleza son prácticamente imposibles de alcanzar. Sin embargo, ¿Qué es la belleza? ¿Quién define lo que es bello y lo que no?

Gracias a los medios de comunicación, la educación y socialización en la que estamos inmersas desde pequeñas, nos generan diversos conflictos físicos y mentales; de acuerdo con Garay (2013) algunos ejemplos pueden ser “la adicción a cirugías estéticas y productos dañinos para la salud, problemas de alimentación, trastornos depresivos, de ansiedad, etc. ya que, en el afán de querer ser aceptadas por otros y tener buenas relaciones afectivas, las mujeres se centran en la idea de querer ser perfectas”. Donde también podemos cuestionarnos: ¿Perfectas para quién?

De acuerdo con La Rebelión del Cuerpo (ONG en Chile), el 84% de las mujeres de 36 a 59 años no está conforme con su cuerpo, mientras que, un estudio realizado por la marca Dove, resalta que el 36% de las mujeres admite que empieza a sentir vergüenza sobre algún aspecto de su físico entre los 11 y los 20 años.

Así mismo, podemos destacar que uno de los problemas más graves en cuanto a los estereotipos de belleza son los trastornos de conducta alimentaria, pues generalmente son los factores socioculturales los que determinan el desarrollo de la misma.

De acuerdo con la Dra. Andrea Mosquera Piñeros, nutricionista clínica en Colsanitas, Bogotá afirmó que «la prevalencia realmente es más o menos de un 30% en las mujeres y es importante tener un diagnóstico o una intervención muy temprana«, ya que, con el impacto de las redes sociales, es más probable que una mujer esté influenciada a mostrar una imagen distinta de sí misma, pues son idealizaciones y expectativas desde la mirada masculina, donde muchas de ellas recurren a dietas restrictivas que ponen en riesgo su salud mental y física.

Históricamente, menciona Gómez (2020) “el cuerpo femenino ha estado a disposición de la sociedad, la cual se ha encargado de decidir qué hacemos con él”, pues, cabe destacar que otro pilar que fomenta dichos estereotipos de belleza es el capitalismo, la industria y poderes económicos importantes, mediante los mensajes que se difunden a través de la publicidad y los medios de comunicación que nos venden productos completamente innecesarios para vivir, tales como fajas, cremas antiedad, reductoras, etc. prometiéndonos “ser más bellas”, “bajar de peso” y “mejorar nuestro aspecto físico” en general, volviéndonos esclavas del consumismo y dañando nuestra salud.

Es evidente que hay un problema grave en cuanto al autoimagen, autoestima y autoconcepto en nosotras; y por lo visto en dichos estudios, esto aumenta con el paso de los años.

Es necesario que empecemos a tomar estos temas con la seriedad que esto amerita, pues son cuestiones que perjudican nuestra calidad de vida y salud mental de manera importante. Es urgente educar desde casa y en las escuelas desde una perspectiva feminista, así como, socialmente también tenemos la responsabilidad de eliminar dichas ideas patriarcales impuestas en nosotras.

No optemos por tratar de ser “perfectas” para los demás, no valemos más por ser delgadas, altas o con curvas; todos los cuerpos son diferentes y cada uno cumple con funciones vitales que nos permiten vivir y desarrollarnos adecuadamente.

Referencias
Garay, B. A. (2013). Estereotipo de belleza en las mujeres mexicanas:
factores que influyen. (Tesis de Licenciatura). Universidad Nacional Autónoma de
México, México. Recuperado de https://repositorio.unam.mx/contenidos/414945
Gómez, L. D. (2020). Estereotipos de belleza: formas de control hacia los
cuerpos femeninos. Un acercamiento desde las cirugías estéticas. Trabajo de grado:
Requisito para optar por el título de socióloga. Pontificia Universidad Javeriana
Facultad de Ciencias Sociales Departamento de Sociología.
https://repository.javeriana.edu.co/bitstream/handle/10554/50209/Trabajo%20de%20
grado%20Laura%20Daniela%20G%C3%B3mez%20Zambrano.pdf
La Vanguardia. (3 de noviembre de 2014). La preocupación por la belleza
aumenta entre las mujeres más jóvenes.
https://www.lavanguardia.com/de-moda/belleza/20141103/54418865031/preocupaci
on-canones-belleza-afecta-mujeres-jovenes.html
Luna, E. (6 de septiembre de 2019). El 84% de las mujeres no está conforme
con su cuerpo. La Tercera.

https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/el-84-de-las-mujeres-no-esta-conforme-c
on-su-cuerpo/811279/
Santos, E. (23 de enero de 2022). Trastornos alimenticios son reforzados por
estereotipos sociales de belleza. Revista de Medicina y Salud Pública.
https://medicinaysaludpublica.com/noticias/ginecologia-obstetricia/trastornos-aliment
icios-son-reforzados-por-estereotipos-sociales-de-belleza-segun-experta/12562

Acerca del autor

VR
Valeria Rocha
+ posts

Estudiante de psicología apasionada en temas sobre sexualidad y neuropsicología con perspectiva feminista. Busco poner mi granito de arena promoviendo la salud mental y el bienestar emocional.

Acerca del Autor

Valeria Rocha

Estudiante de psicología apasionada en temas sobre sexualidad y neuropsicología con perspectiva feminista. Busco poner mi granito de arena promoviendo la salud mental y el bienestar emocional.

Ver Artículos